Bases de datos digital, la base del marketing online

Bases de datos digitales, como integrarlo en nuestra estrategia de marketing digital

Cada vez hay más y mas artículos que hablan de cómo sacar el máximo partido a las estrategias de marketing digital, como exprimir Twitter o Facebook en 8 pasos o como lanzar una campaña de e-mail marketing eficaz. Aspectos muy importantes que debemos conocer y desarrollar, sin embargo leo muy poco sobre un tema central y crítico que todo profesional de marketing debe conocer, controlar y trabajar: las bases de datos digitales.

Cuando hablamos de marketing digital, hablamos de bases de datos, hablamos de lanzar acciones y comunicaciones cuyo principal objetivo consiste en impactar en el potencial público objetivo, impactar significa conocer, y conocer significa tener datos de esa persona, es decir, que pase de ser desconocida a conocida.

¿Qué nos generan realmente las redes sociales?, datos y mas datos de perfiles de personas a las que les gusta mi marca.

¿Para que sirve el SEO o SEM?, para posicionar un site lo mejor posible en las búsquedas de personas o usuarios, que en el paso final necesito convertir, es decir, tener datos reales como nombres y apellidos, e-mail, gustos y preferencias, sus perfiles sociales…

¿Qué nos aporta el marketing de contenido?, publicar contenidos de calidad para que sean leídos por personas, personas que debemos identificar para poder establecer algún tipo de vínculo, para poder entonces generar una venta, una repetición de compra, fidelizarlo o convertirlo en súper fans.

No olvidemos que el negocio principal de Google o Facebook es tener cuantos mas datos de sus usuarios mejor. Datos y mas datos que ya generan el famoso Big Data, que no es otra cosa que trabajar los datos a niveles macro para tomar decisiones que impacten directamente en el potencial cliente, para generar rentabilidad.

En este artículo vamos a profundizar en la importancia de las bases de datos digitales.

Cómo crear una base de datos digital

Lo primero que debemos hacer es cambiar el enfoque de nuestra estrategia de marketing, de nuestro modo de ver y actuar en marketing digital.

El foco debe ser el cliente, y para ello debemos conocerlo, para conocerlo debemos tener datos de él (sociodemográficos, de consumo, satisfacción, de hábitos de compra, de gustos y preferencias…), con esos datos les conoceremos mejor y podremos afinar mucho más las acciones, aumentando el nivel de impacto siendo mas eficaces y eficientes.

En este sentido estableceremos dos líneas de trabajo básicas:

Generar nuevas bases de datos: debemos diseñar acciones de captación de ledas o contactos de perfiles afines a nuestro producto o marca.

Acciones de este tipo lanzamos semalmente, por ejemplo una campaña en Facebook Ads, una campaña de publicidad digital donde derivamos a una landing page, en la que el potencial cliente deja sus datos, o un e-maling en LinkedIn o…

Cada contacto generado debemos pasarlo a nuestra base de datos de nuevos contactos. Estos potenciales leads tendremos que trabajarlos para que terminen convirtiendo, bien en una suscripción o en un fan, pero siempre enfocado en la venta final.

Digitalizar y actualizar las bases de datos de clientes y potenciales: es muy importante tener digitalizada todos nuestros clientes. Parece de perogrullo pero no podéis imaginaros la cantidad de empresas con las que me he encontrado que no lo tenían hecho.

Es fundamental recopilar todos los clientes que nos han generado ventas (de los cuales tenemos ya facturas), todos los que nos han pedido un producto o servicio pero no llegaron a comprarlo y todos los que nos compraron en un momento dado pero que ya hace tiempo que dejaron de hacerlo.

Aspectos claves para armar tu base de datos digital

Una vez tengamos ya potenciales datos para digitalizar, no podemos ni debemos olvidar los siguientes aspectos:

Tipos de bases de datos: debes tomar una decisión y decidir en que formato o programa vas a trabajar la base de datos: desde el sencillo excel, acces, SQL, CSV o programas de gestión de base de datos como Oracle…

Campos mínimos a definir: parece una tontería pero es necesario dedicar tiempo a pensar que tipo de datos necesito de cada cliente, en este sentido no por tener mas datos es mejor, es necesario tener los datos precisos.

Sin llegar a tener un CRM profesional (Customer Relationship Manager), que será el siguiente paso, debemos conocer a nuestro cliente y por ello definir que tipo de información necesito obtener de él.

Segmentación: una vez tengamos datos digitalizados de clientes y más clientes, debemos empezar a realizar segmentaciones. Segmentar no es mas que clasificar conjuntos de clientes por diferentes tipos de características comunes: volumen de compras, sector, gustos y preferencias…

Es la manera de optimizar los recursos humanos, económicos y temporales.

Metodología y procesos: importantísimo diseñar e implantar una metodología de estandarización y recopilación de datos.

No todo vale!!!

Diséñalo a medida de tu empresa o modelo de negocio pero establece unos requisitos mínimos de recogida de datos, cómo y donde se vuelcan, quien los tabula y homogeniza, cómo se explotan y cómo se actualizan….

Ahorraras tiempo, esfuerzo, dinero y quebraderos de cabeza!!!

No debes olvidar con tu base datos digital…

Homogenización y estandarización: asegura que todos los campos cumplen las mismas normas relativas por ejemplo a mayúsculas y minúsculas, acentos, apellidos separados o no, números de teléfono…

Actualización: debemos tener una base de datos competitiva, para ello es necesario tener todos los campos de la base de datos actualizados, no podemos permitirnos el lujo de fallar por falta de dedicación!!!

Cualificación: es necesario cualificar la base de datos, es decir, tener los registros que sean competitivos, con los que podamos generar rentabilidad de algún tipo.

Una decisión difícil es descartar registros de clientes, pero debemos hacerlo para ser eficientes.

Cruce de datos: con todos los pasos anteriores realizados, es el momento de cruzar y analizar datos par extraer conclusiones que nos ayuden en la toma de decisiones y en el diseño de acciones de marketing digital.

¿Qué pensáis que será mas efectivo, una campaña de email marketing a toda la base de datos de clientes en los que lanzamos el nuevo programa de fidelización o poder personalizar el programa en función de las tipologías de clientes?

Conclusiones

Imagino que muchos de vosotros pensaréis que la gestión de bases de datos es compleja y minuciosa para una pequeña y mediana empresa, y estamos completamente de acuerdo contigo, el problema es que si tienes un negocio digital o desarrollas acciones y estrategias de marketing digital debes ser consciente de que sino gestionas y trabajas bien las bases de datos digital, no estas sacando realmente partido a tu inversión, a tus recursos humanos y económicos.

Todo el entorno digital gira en torno a la captación, retención y fidelización de clientes, para lo cual debemos en un momento u otro, tener datos, almacenarlos y trabajarlos.

No lo pienses mas y ponte manos a la obra porque los resultados serán medibles en el corto, medio y largo plazo.

¿Qué opináis al respecto?

 

2 comentarios

  • Martin R. Reply

    27/10/2015 de 4:55 am

    Estoy de acuerdo con el artículo, hoy en día es hay muchas herramientas, MS Excel esta bien pero es bastante limitado en algunos aspectos, creo que es fácil montarse un pequeño ERP en un MS Access o FileMaker, las bases de datos ayudan a ver y gestionar la data de forma distinta de un Excel, y eso es fundamental en el mundo de la información en que vivimos hoy día.

    Soy programador de Bases de Datos en FileMaker, y hace poco me metí en el Social Media, así que en mi propio ERP “medio implementé” un módulo para gestionar el Social Media. Cuando tenga tiempo seguro lo finalizaré y lanzaré una Base de Datos para la gestión del Marketing Digital y el Social Media.

Deja un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

Recuérdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password