Patrocinio, ¿fórmulas innovadoras de marketing?

Que es el patrocinio para una marca o empresa

En este post vamos a meternos de lleno en una herramienta que algunos expertos de marketing asocian con las relaciones públicas, otros la dotan de un aire institucional o corporativo, o incluso son unidades independientes, pero que desde La Cultura del Marketing, entendemos como una herramienta cien por cien marketing, de generación de ingresos y oportunidades de negocio, que ayuda al establecimiento de sinergias empresariales, siempre basadas en el “win to win”; ¿lo habéis adivinado ya?, nos estamos refiriendo al Patrocinio.

El patrocinio durante muchos años se ha asociado a grandes corporaciones, que desembolsando cantidades importantes de dinero, hacían posible que “actividades relevantes” o “acciones de gran repercusión” se asociarán con una marca en concreto.

Quien no conoce la Liga BBVA, el equipo Vodafone-Mclaren de Fórmula Uno o la Liga ACB Endesa.

Esta situación está cambiando…pero no nos adelantemos todavía con fórmulas como el micropatrocinio, patrocinio en especie o patrocinio colaborativo…

Paso a paso.

Concepto

Si nos remitimos a una definición puramente formal, sabéis que en La Cultura del Marketing nos gusta siempre daros una definición de los conceptos, podemos afirmar que el patrocinio es:

“un acuerdo entre empresas con el fin de promover una marca o producto, asociándola a una actividad de prestigio, a través de una contraprestación, bien económica o bien material…”

Por tanto, con un fin y un objetivo empresarial, y un marcado interés basado en el retorno de la inversión.

Nuevas fórmulas

Esta concepción más tradicional se sigue manteniendo, pero están surgiendo con fuerzas nuevas e innovadoras formulas de patrocinio, integradas en las estrategias de marketing, tal vez alentadas por el escenario económico vivido estos años, y sobre todo por parte de pequeñas y medianas empresas, que necesitan y buscan formas de financiación para sus proyectos y actividades; saliéndose del marco oficial y conceptual de la palabra patrocinio.

Por supuesto que somos defensores de diseñar un programa y un plan de patrocinio, con una metodología de trabajo. Un programa en el que se argumente los objetivos, se explique la actividad o proyecto a patrocinar, se marquen las posibilidades de colaboración, se establezca una duración…

Pero este aspecto formal no quita que demos un paso más para ser innovadores.

De este modo podemos encontrar el:

Micropatrocinio: no es necesario buscar patrocinios de 600.000 euros, podemos hacer micropatrocinos para acciones puntuales que complementen el plan de marketing; por ejemplo 3.000 euros, 5.000 o 1.500 ¿por qué no?

La Fundación La Caixa patrocina talleres educativos para que niños de fuera de la provincia puedan asistir al  Museo de la capital. La cuantía aportada es pequeña, la relación de asociación de imagen de marca entre ambas empresas es alta; el beneficio que transmite y comunica para la comunidad, enorme.

Patrocinio en especie, puedes establecer que las contraprestaciones se basen exclusivamente en “especie”, es decir, sin desembolso directo de dinero; ya sea a través de imagen de marca, servicios, productos…

Imagínate que tu presupuesto es muy ajustado, quieres lanzar una pieza de comunicación comercial atractiva para punto de venta, hablas con una agencia de diseño y una imprenta para establecer un acuerdo en el que ellos aportan su trabajo y tu contraprestas con producto, servicio, una mención en algún soporte publicitario…

¿Lo veis viable?

Patrocinio colaborativo, establecemos contraprestaciones basadas en las colaboraciones de cualquier nivel, en donde pueden entrar desde personas individuales, asociaciones, empresas…para colaborar en proyectos en los que contraprestamos al colaborador con ventajas en asociación de imagen de marca, menciones del apoyo solidario, invitaciones, un post de agradecimiento en el blog corporativo…

¿Qué más?

Párate a pensar, analiza que puedes ofrecer que sea interesante y de valor para otras empresas, que proyectos o acciones tienes paradas o en “stand by” indefinido;, escríbelo en un papel, pon contraprestaciones que podrías dar a cambio…..y ahora…

Innova porque hay miles de caminos!!!

Pasos previos a realizar

Antes de ponerte manos a la obra no puedes dejar de:

1. Analiza a tus clientes y potenciales clientes; para sacar datos relevantes. Siempre con el foco puesto en el patrocino.

2. Crea una base de datos de clientes que estén interesados en tu marca, contenido, actividades…

3. De la base de datos, filtra los contactos “calientes” y establece una base de datos única de potenciales patrocinadores.

4. Analiza  los programas y formulas que utiliza la competencia, y por que no el mercado.

5. Extrae, diseña, crea… todas las contraprestaciones posibles.

6. Establece un plan de viabilidad.

Consideraciones sin los que no puedes lanzarte

Si tienes pensado lanzarte al mundo del patrocinio estos consejos pueden ayudarte:

Toda la empresa/institución debe estar orientada al patrocinio, conocerlo, para poder dar el 110%.

Disponer de una partida presupuestaria, si fuera posible;  también recursos humanos y materiales.

Involucración de otros departamentos de la empresa que pueden ayudarnos en todas las fases del proceso.

Seguimiento, seguimiento y más seguimiento;  una vez tengas que empezar a cumplir las contraprestaciones marcadas.

Mantener vivo “el interés” en tu  producto/servicio/marca…

Claves que te ayudarán

Creatividad es base fundamental en la búsqueda de financiación.

En tiempos de crisis hay que buscar “más que socios”, estableciendo relaciones duraderas.

Piensa que puedes ofrecer  a…..aunque parezca descabellado…..utiliza técnicas de marketing lateral.

Planifica, desarrolla, mide y haz seguimiento.

Pregunta y conoce a tu cliente, ya sea empresa, persona física…dialoga!!!

Conclusiones

El patrocinio es una herramienta de marketing generadora de recursos económicos y sinergías entre empresas de mismos o de diferentes sectores, que integrada en nuestro Plan de Marketing, puede ayudarnos en la consecución de los objetivos marcados.

El patrocinio permite una variedad enorme de posibilidades de asociación  establecimiento de contraprestaciones relacionadas con tu marca, producto, servicio, proyectos, estrategias sociales y digitales, tu propio personal, tus clientes…solo hay que darle un sentido y estructurarlo en un programa y plan de patrocinio.

Y ahora quien abre el debate, patrocinio ¿si o no?

2 comentarios

  • Evelyn Reply

    30/01/2014 de 10:48 pm

    Hola José, otro post super claro y que da para pensar y analizar. Me parece que un patrocinio que tenga, como explicas, un porqué, para qué, con qué ( o sea una planificación) puede ser ese “extra” que necesitan las marcas involucradas.
    Saludos!

    • gomezzorrilla Reply

      31/01/2014 de 1:23 pm

      Muchísimas gracias Evelyn, la verdad es que eres de nuestras lectoras mas activas, y eso nos encanta!!!

      Totalmente de acuerdo contigo, además no podemos olvidar que al final un patrocinio no es mas que establecer una colaboración entre dos empresas o entidades, en donde una aporta un valor de contenido/imagen/servicio y la otra puede aportar lo mismo y además la posibilidad de recursos económicos.

      Por eso abogo por aplicar la metodología, ser profesionales y dotarlo de dosis de creatividad e innovación.

      Sé afirmativamente que es una fórmula de éxito, porque llevamos varios años aplicándola en el Museo Picasso Málaga, en nuestro día a día. Por ponerte un ejemplo el pasado año 2013 cerramos mas de 50 acuerdos de este tipo, con entidades y empresas ligadas al mundo del deporte, como el Málaga CF o el Unicaja CB, con empresas tecnológicas, culturales, sociales…desde colaboraciones muy pequeñitas a otras mas significativas.

      Un saludo.

Deja un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicia sesión en tu cuenta

Recuérdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password

Recibe todas las notificaciones del blog con un solo click y no te pierdas ningún contenido de LCMK